FANDOM


Aquellos que nunca se rendirán (譲らぬ者共, Yuzuranu Monodomo ?) es el capítulo #164 del manga de Nanatsu no Taizai.

PortadaEditar

La portada está llena de oscuridad y en ella aparecen Ban cargando a Elaine y Meliodas cargando a Elizabeth todos desnudos y con algunos segmentos de oscuridad que cubren sus partes, y se puede leer: ¡¡Incluso si mi cuerpo es absorbido por la oscuridad... Nunca dejaré ir tu mano...!!

SinopsisEditar

Tora y Jigmo caen por un Agujero

Tora y Jigmo caen por un agujero que se forma en la plataforma.

Dolor informa que Elizabeth y Elaine habían ganado y bajo orden de Gloxinia, Taizoo las anuncia como ganadoras de su combate. Uno de los asesinos le dice a Elizabeth que ellos como personas de Marakia nunca podrían estar en deuda con ella, a lo que responde que no debían preocuparse y que solo debían descansar, mostrando una sonrisa, sin embargo ambos asesinos caen por un agujero que se forma en la plataforma. Viendo ésto Elizabeth trata de salvarlos pero es detenida por Elaine, Gloxinia declara que solo eran patéticos perdedores que trataban de excusarse inmediatamente, mientras que la princesa lloraba. Meliodas le declara que no hiciera eso puesto que estuvo brillante.

Velocidad de los Demonios Azules

Dolzzo y Calzzo demuestran su velocidad a Meliodas y Ban.

Ban dice que ahora tenían una cosa menos de la que preocuparse, Meliodas lo afirma diciendo que era hora de que hicieran lo suyo, y al ver a sus oponentes el Pecado del Dragón comenta que la velocidad de los Demonios Azules no era algo de lo que debían burlarse por lo que estuviera en guardia, los dos demonios se mueven a una gran velocidad pasando junto a sus oponentes y vuelan creando alas de materia oscura, ante lo que Ban declara que eso era jugar sucio, y Meliodas dice que si no los podían atrapar sería un problema.

Ban le comenta que solo quería apurarse e ir a salvar a la princesa a lo que Meliodas responde diciendo que él tenía muchas ganas de ir a acurrucarse con Elaine, pero Ban le dice que no lo comparara con él, ésto mientras los Demonios Azules empezaban a volar. Meliodas le declara que era inmaduro como siempre a lo que Ban le dice que eso era muy generoso viniendo de él y, segundos después su mano es arrancada por uno de los demonios, cosa que fue notada por Meliodas pero su compañero le declara que no cambiara de tema, al mismo tiempo que su mano se regenera mientras dice que no era como él ya que no perdía sus nervios con su ira, cosa que sorprendió al Demonio Azul.

Demonio Azul Derrotado

Uno de los Demonios Azules es derrotado por Ban.

El demonio aumenta su velocidad dirigiéndose hacia Meliodas quien le decía a Ban que no era un niño por lo que no había forma de que se sintiera satisfecho solo tocando un trasero, pero que al menos debía apretar un par de senos, en ese momento el demonio lo ataca directo a la cabeza, dejando su garra pegada en ella cosa que es notada por Ban y de la que Meliodas se deshace. El Demonio Azul queda sorprendido y luego nota la falta de su garra empezando a sentir el dolor. Meliodas le declara a Ban que el concepto de una mujer con atributos como su redondez y comodidad de sus senos está realmente lejos de su entendimiento y apreciación, cosa que molestó a Ban. El Demonio Azul se lanza a toda velocidad contra Meliodas, y un molesto Ban le dice que eso sonó como una provocación y que debían dejar claro que él tomó las palabras de su boca, soltando un golpe contra él el cual impacto justamente contra el Demonio Azul acabando con su vida y dejando intacto a Meliodas.

Segundo Demonio Azul Derrotado

Meliodas derrota al otro Demonio Azul.

Viendo a su compañero muerto, el otro Demonio Azul se molesta, mientras que Ban le dice a Meliodas que esa suave y tranquila sensación de tenerla cerca era simplemente lo mejor y que de verdad lo compadecía ya que esas delicadas diferencias y detalles siempre estaban presentes en su cabeza. El Demonio Azul se lanza por la espalda hacia Ban, y Meliodas le da una patada preguntando que tan delicado era eso, además de que lo hizo chocar con el Demonio Azul acabando con él. Viendo desde lejos, Elaine pregunta que era lo que ambos discutían, pero Elizabeth no tenía idea.

Meliodas cae y seriamente le declara a Ban que no se lo hiciera repetir, Elizabeth era la cereza del pastel, a lo que el Pecado del Zorro dice que no había nadie que tuviera oportunidad contra Elaine. Al sus heridas sanarse, Ban se percata del Demonio Azul bajo él preguntando como fue que ocurrió, viendo al otro demonio, Meliodas afirma que no sabía ni como ni cuando pero parece que habían sido pulverizados, ante ésto Ban dice que habían terminado. Meliodas afirma ésto y declara que fue bueno que esos demonios no fueron los contrincantes de Elizabeth y Elaine, Ban lo afirma diciendo que si lo hubieran sido, quien sabe que les hubiera pasado a esos debiluchos.

Ban declara que la princesa tenía mucha suerte de estar emparejada con Elaine debido a que era ella quien protegió al Bosque del Rey Hada durante setecientos años en lugar de su hermano, Meliodas le responde que Elizabeth tampoco perdería, preguntando si acaso olvidó que ella transformó a todo el ejército demoníaco hace mucho tiempo ella sola. Desde la distancia, Elaine dice que al parecer dejaron de discutir a lo que Elizabeth saluda a Meliodas quien le regresa el saludo, mientras que un confundido Ban pregunta si esa princesa de allí realmente transformó al ejército demoníaco y que cuando decía hace mucho tiempo exactamente de cuando hablaba preguntando que como era posible eso, pero Meliodas simplemente se ríe.

King en los pechos de Diane

King en los pechos de Diane mientras luchan.

Gloxinia pide a Taizoo hacerlo oficial por lo que nombra ganadores a Meliodas y Ban quienes chocan puños. Gloxinia y Dolor comentan que la fuerza de Meliodas era tan monstruosa como siempre pero que no había ninguna duda que ellos serían los que reirían de último, Dolor declara que aún habían muchas cosas inciertas en el juego, diciendo que estaba seguro que él también lo había notado, Gloxinia lo afirma diciendo que habían algunos que lograron llamar su atención, en ese momento el Golem de Dolor y el Sirviente de Gloxinia hicieron retroceder a sus contrincantes, Diane y King, éste último escupe sangre dejando a su compañera sorprendida puesto que no había recibido daño a lo que él le responde que dadas las circunstancias él no podía evitarlo, revelando que se encontraba en los pechos de Diane quien le declara que lo protegería.

PersonajesEditar

En orden de aparición:

NavegaciónEditar

Manga
Anterior

La Princesa y la Santa Doncella

Actual

Aquellos que nunca se rendirán

Siguiente

La Extraña Pareja

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.