FANDOM


La Saga de Baste Dungeon es la tercer saga del manga de Nanatsu no Taizai. La misma abarca nueve capítulos, desde Capítulo 8 al 16.

Descripción

Esta saga introduce al Pecado de la Codicia del Zorro, Ban, que fue encarcelado en Baste Dungeon por los Weird Fangs, un grupo de Caballeros Sagrados. Los tres Pecados Capitales se involucran en batallas contra los cuatro Caballeros Sagrados, en un intento por reencontrarse con sus ex-compañeros. El arco concluye con la destrucción de Baste Dungeon, luego de una explosiva reunión entre los criminales.

Batallas y Eventos

Sinopsis

Después del ataque que Diane utilizó para detener los insectos de Friesia, una muchacha entra a la habitación en la que se encontraba Meliodas intentando avisarle al doctor Dana lo que estaba sucediendo afuera, pero éste se niega a escuchar diciéndole que el paciente es lo más importante y procede darle una poción especial al Pecado de la Ira. De nuevo en la calle, Elizabeth y Hawk contemplan el poder del ataque de Diane e inmediatamente ésta da un gran salto hasta las afueras de la ciudad y se dirige a toda prisa hacia Baste Dungeon.

En Baste Dungeon, los guardias del calabozo de Ban siguen sorprendidos y se preguntan cómo es que él pudo escapar, a lo que él arrogantemente responde que le dio una patada a la puerta.
Jericho ataca a Ban

Jericho atacando a Ban

Los guardias lo llaman El Pecado de la Codicia del Zorro, Ban y luego le preguntan porqué intenta escapar ahora, y él les responde mientras se quita los barrotes de acero que tiene incrustados en el cuerpo, que escuchó su conversación y está interesado en ver con vida a su capitán. En ese momento, Jericho llega y le dice a Ban que vuelva a su celda. Ban le dice que debería medir sus palabras al referirse a un héroe como él. Jericho les dice a los guardias que le comuniquen a Golgius que un prisionero escapó y se resistió, entonces Jericho no tuvo otra opción además de matarlo. Repentinamente, Jericho comienza a atacar sin cesar a Ban con su espada y éste parece recibir cada uno de los ataques de la aprendiz. Pero luego de que ella enfundara su espada, Ban aparece ileso y se burla de Jericho al utilizar sus ataques para rasurarse y cortar su cabello diciéndole que tiene talento como peluquero. Ella dice que es imposible que haya podido esquivar todos sus ataques con sus heridas. Ban se mira y dice que no tiene heridas, por lo que Jericho se sorprende diciendo que tenía estacas de acero incrustadas en sus brazos. Ban señala la cicatriz en su cuello y le dice a Jericho que eso es una verdadera herida, pero al mismo tiempo dice que esa herida es algo especial.

En Dalmary, Elizabeth y Hawk cuidan de Meliodas por el encargo de Diane. Dana entra y pregunta cómo se encuentra el paciente, Elizabeth le dice que está profundamente dormido por la medicina que él le dio y Hawk dice que parece estar muerto. Entonces una extraña voz agradece a Dana y el doctor dice que le dio a Meliodas un veneno mortal, y la voz nuevamente dice que sería un suicidio enfrentar directamente a los Siete Pecados Capitales, es por eso que se debían tomar medidas significativas para que el reino consiga su objetivo. En ese momento, un Caballero Sagrado aparece y se presenta como Golgius uno de los Weird Fangs. Golgius le dice a Elizabeth que vino a recogerla pero Hawk se interpone en su camino. El Caballero Sagrado intenta arrebatarle su espada rota a Meliodas.

Meliodas le causa la cicatriz a Ban

Meliodas causa la cicatriz permanente de Ban

Un flashback comienza, Ban y Meliodas se encuentran bebiendo junto a una fogata y a un grupo de monstruos derrotados. Ban le pide a Meliodas que le muestre su espada, pero éste último le dice que es sólo una basura sin importancia. Ban le dice que justamente eso es lo que le atrae, ya que es raro que el capitán de los Siete Pecados Capitales lleve una porquería como esa a todas partes. Ban le pregunta si acaso se trata de una reliquia invalorable o un objeto con poderes mágicos, pero Meliodas le dice que deje de interesarse en eso o terminará calvo. Entonces Ban aparece tras su capitán y sujeta su espada intentado quitársela, pero Meliodas sujeta la espada y le dice a Ban que se detenga o lo hará enojar. Ban le dice que nunca antes lo había visto enojado a pesar de ser el pecado de la Ira, entonces insiste nuevamente diciendo que quiere robarle su espada. Entonces repentinamente Meliodas ataca a Ban provocándole una profunda herida en el cuello, Ban excitado se sorprende por haber descubierto el lado oculto de Meliodas. Meliodas se disculpa y el flashback termina.

Golgius consigue quitarle la espada a Meliodas, pero éste se levanta y vuelve a sujetar su espada para sorpresa de todos. Meliodas dice que no dejará su espada incluso si le cuesta la vida, porque es lo único que tiene para enmendar sus pecados. Entonces en su frente aparece una extraña marca y sus ojos se vuelven negros.

Extraña marca en la frente de Meliodas

Marca en la frente de Meliodas

Meliodas se levanta de repente y sostiene su espada impidiendo que Golgius se la arrebate mientras dice que no dejará que le quite su espada incluso si tiene que morir, porque es la única manera que le queda para enmendar todos los pecados que cometió. Dana y también Elizabeth se sorprenden de la repentina reacción de Meliodas, mientras Hawk se pregunta a qué se debe la marca en la frente y los ojos del pecador. Golgius le dice a Meliodas que no importa lo que diga, él se llevará a la princesa y su espada. Meliodas levanta la mirada y en él se puede observar una extraña marca en forma de espiral oscura en su frente y también unos atemorizantes y fríos ojos negros, lo que sorprende a Golgius quien procede a escapar saltando por la ventana.

Elizabeth le pregunta a Meliodas si verdaderamente es él. El capitán de los Siete Pecados gentilmente responde que sí, mostrando una total normalidad en su apariencia, y seguidamente se pregunta dónde están y quién era el sujeto que había huido. Despreocupada, Elizabeth le responde que están en Dalmary, una ciudad cerca de Baste Dungeon y que tuvieron que parar allí para curar sus heridas, luego Hawk le dice que el caballero que lo atacó era Golgius y que estaba tras su espada rota y Elizabeth, y también le dice que el doctor estaba trabajando con el caballero, entonces se dan cuenta que el doctor Dana había huido. Elizabeth se preocupa por las heridas de Meliodas que aún no habían cerrado, pero Meliodas le demuestra que sus heridas ya están curadas y decide partir tras Dana y Golgius.

Golgius atraviesa a Dana

Golgius apuñala a Dana

Golgius camina tranquilamente por la calle mientras piensa en el poder que le mostró Meliodas antes de que huyera. Entonces, para sorpresa del caballero, Meliodas, Elizabeth y Hawk aparecen tras él diciéndole que camina muy lento. Meliodas le pide que le diga quién le ordenó llevarse a la princesa y a la espada o lo obligará a hacerlo. Pero entonces, Golgius levanta sus manos y se rinde para confusión de todos. El Caballero Sagrado declara que es un verdadero cobarde y no quiere hacerle frente al legendario capitán de los Siete Pecados Capitales. Rápidamente, el caballero arroja dos navajas contra Elizabeth pero Meliodas las desvía sin mucho esfuerzo mientras le dice a Golgius que no lo subestime, sus ojos que pueden ver una panti a una milla de distancia. El doctor Dana aparece y le ruega a Golgius que le regrese a su hija ya que él cumplió con lo que el caballero le encomendó. Entonces Golgius desaparece y mientras le dice a Dana que le devolverá a su hija, aparece repentinamente tras él y lo atraviesa con su espada. Golgius desaparece mientras dice que sería malo si alguien se entera de la orden que le dio a Dana. Elizabeth corre hacia el doctor intentando ayudarlo, pero Meliodas le dice que tenga cuidado ya que Golgius puede aparecer en cualquier lado. Golgius aparece tras Elizabeth e intenta cortarla con su espada, pero es detenido por Meliodas y huye antes de que éste consiga golpearlo. Hawk se pregunta si el caballero usa algún tipo de teletransportación, lo que Golgius afirma como correcto mientras dice que nadie puede enfrentarse a él.

Golgius continúa apareciendo y desapareciendo mientras intenta atacar a Elizabeth, y es detenido en todas las ocasiones por Meliodas. El capitán de los Siete Pecados decide escapar, mientras siguen siendo perseguidos y atacados por el caballero. Golgius les dice que los atrapará y arrinconará sin importar a donde vayan. Entonces Meliodas lleva Elizabeth y a Hawk a un edificio antiguo y abandonado para no involucrar a la gente del pueblo en la pelea, ellos llegan a una habitación con sólo una entrada en la cima del edificio.
Meliodas corta a Golgius

Meliodas golpea a Golgius

Hawk le dice que no es muy seguro el lugar que eligió y que por lo menos debería cerrar la puerta, Meliodas le responde que no servirá de nada cerrar la puerta cuando él puede aparecer en medio de ellos con su teletransportación. En ese momento, Golgius aparece tras Meliodas intentando sorprenderlo, pero entonces el caballero da un paso en falso y el suelo en donde estaba parado se quiebra y cae el fondo de la construcción. Meliodas le sigue y le dice que se dio cuenta que su poder no era de teletransportación, sino de transparencia y es por eso que podía rastrear su olor y moverse a la misma velocidad que ellos. Finalmente, Meliodas le dice que no necesita preocuparse por Elizabeth estando allí abajo y ataca ferozmente al Caballero Sagrado.

Después de ser golpeado, Golgius es arrojado fuera del edificio antiguo e impacta contra una pared. Meliodas vuelve a preguntarle quién le había mandado a capturar a Elizabeth y a su espada, entonces la princesa y Hawk aparecen preocupados por el estrepitoso ataque del Pecado de la Ira, preguntándose qué había pasado. Entonces el Caballero Sagrado aprovecha la distracción de Meliodas y escapa hacia Baste Dungeon a caballo, por lo que Hawk sugiere seguirlo.

Promesa de Meliodas

Meliodas refirma su promesa

Pero Elizabeth corre hacia donde se encontraba el moribundo doctor Dana y comienza a llorar por él. El doctor le pregunta por qué llora por él cuando él había intentado matar a Meliodas, pero luego dice que sólo quería recuperar a su hija Sennett que se encontraba cautiva por Golgius en Baste Dungeon. Luego de lamentarse por no poder proteger a su hija el médico queda inconsciente. Elizabeth comienza a culparse por todo lo ocurrido, la muerte del doctor Dana y el secuestro de su hija, y luego se culpa por todos los acontecimientos que ocurrieron desde el ataque de Gilthunder y el intento de asesinato de Dana hacia Meliodas. Meliodas le dice que entiende el porqué de sus lágrimas, pero luego continúa preguntándole a Elizabeth si su deseo por proteger al reino de los Caballeros Sagrados es tan débil como para ser destruido por unas cuantas lágrimas. Él le dice que está decidido a encontrar a los Siete Pecados Capitales y a derrotar a los Caballeros Sagrados, y prosigue diciendo que cumplirá la promesa que le hizo, incluso si fuera a morir.

Meliodas comienza recordar a una mujer moribunda, apoyada sobre unas ruinas mientras la lluvia caía, ella le pide que le prometa que no olvidará los principios en los cuales cree. Meliodas la llama Liz, la abraza y llora. Meliodas le dice a Elizabeth que la gente muere, pero mientras exista alguien para proteger lo que esa persona mantenía en pie, sus principios no morirán y que una vez que cargas con esos principios y los defiendes sin importar cuantas lágrimas o sangre debas derramar, te conviertes en un verdadero caballero.

Mientras Meliodas y Hawk se dirigen a Baste Dungeon, el puerco le reclama sobre su idea de dejar a Elizabeth en la ciudad siendo que es perseguida por los Caballeros Sagrados, Meliodas le dice que ella no salió de la clínica desde que llevó al doctor Dana allí y que es mucho más seguro que ella se quede en ese lugar. En ese momento, Elizabeth llega corriendo y le muestra a Meliodas la funda de su espada, la cual reparó para él. El capitán de los Siete Pecados Capitales le agradece a la princesa, quien después de entregarle la funda camina rumbo a Baste Dungeon. Elizabeth le dice a Meliodas que a pesar de que no es un Caballero Sagrado, seguirá peleando por proteger al reino incluso si él fuera a morir, entonces todos se dirigen a Baste Dungeon.

Friesia y Ruin preparados para la batalla

Ruin y Friesia listos para la batalla

Pero en ese momento, Diane aparece frente a ellos sorpresivamente, con una extraña y perdida mirada. La gigante le dice a su capitán que debería estar descansando, y Meliodas le pregunta cómo está. Hawk le pregunta a Diane si ya se dirigió a Baste Dungeon, pero ella parece confundida. Finalmente se ve a Golgius llegando a Baste Dungeon quejándose por su derrota, pero dice que ellos ya están preparados para darle la bienvenida refiriéndose a Friesia y a otro miembro de los Weird Fangs.

Ilusion de Diane

Diane confunde a Meliodas con Ruin

Diane intenta recordar que sucedió luego de que ella se fue rumbo a Baste Dungeon, mientras Elizabeth se alegra de que Diane esté con ellos y ahora pueden ir a rescatar a Ban. Pero Meliodas dice que la principal prioridad es rescatar a la hija del doctor Dana, Sennett, diciendo que cuando Ban se entere que están allí él escapará. En ese momento, el Caballero Sagrado Ruin de los Weird Fangs aparece frente a Diane, quien se da cuenta que Meliodas y los demás ya no están. Ruin afirma tenerlos en sus manos, por lo que Diane responde golpeándolo fuertemente. Pero luego se demuestra que Diane estaba golpeando realmente a Meliodas. Meliodas se da cuenta que la gigante se encuentra bajo una ilusión por lo que decide huir. Mientras escapan, un pastor de Dalmary y su hijo se cruzan en el camino, por lo que comienzan a huir junto a Meliodas, Elizabeth y Hawk. Ellos consiguen ocultarse de Diane, pero en ese momento, Meliodas también cae en la ilusión y ataca a Diane creyendo que es Ruin.

Meliodas ataca a Diane

Meliodas ataca a Diane

Meliodas salta y golpea a Diane con su espada, pero ésta se protege con uno de sus brazos y luego golpea el suelo, haciendo que unos picos de roca se eleven del suelo, pero su capitán los destruye con su espada. En medio del combate de ambos Pecados, Elizabeth intenta llevar a los demás a un lugar seguro, pero Friesia, quien observaba desde Baste Dungeon el combate controlado por la ilusión de Ruin, afirma que es su turno de intervenir. En Baste Dungeon, Jericho que había sido desnudada por Ban, ordena reunir a todos los caballeros de lugar para buscarlo, luego avergonzada pide que le traigan ropa y una armadura. En otra parte del calabozo, Ban se encontraba probándose la armadura de Jericho pero se da cuenta que es muy pequeña. Entonces Ban ve a un guardia frente a una celda observando a una chica, él se acerca y el guardia le dice que ella es una prisionera de Golgius, la hija del doctor Dana, Sennett. Ban al ver a la chica, dice que le gusta, entonces estampilla al guardia contra los barrotes de la celda y luego dobla los barrotes fácilmente. Una vez dentro de la celda, Ban le dice a Sennett que es suya.

Jude aparece

El Caballero Sagrado Jude hace su aparición

Ban entra lentamente a la celda de Sennett, quien lo mira aterrada. Ban le dice que será suya, él se agacha y le dice que se refiere a la navaja que tiene escondida, entonces mete la mano entre sus ropas y saca una hermosa daga. Ella le dice que es un regalo de su padre y le pide que se la devuelva, pero Ban la ignora y desenfunda la daga, mientras reconoce los cinco símbolos del espino hechos por el maestro de las armas, Tarbas, luego prueba su filo cortando las cadenas de Sennett. La joven le agradece y le vuelve a pedir la daga ya que era un recuerdo de su madre, pero Ban se niega diciendo que ahora le pertenece a él. En ese momento, un miembro de los Weird Fangs aparece y Ban lo reconoce como Jude, quien le dice al Pecado de la Codicia que ya cumplió con su función de carnada para sus compañeros y por eso lo matará. Ban se burla de él y Jude le pregunta si ya se olvidó quién lo capturó y torturó durante cinco años.

Fuera de Baste Dungeon, Meliodas y Diane siguen combatiendo entre ellos inmersos en la ilusión de Ruin. Elizabeth le dice que se detengan, y Diane reacciona reconociendo a la princesa, entonces el hijo del pastor de Dalmary le pregunta Diane como se encuentra, ella recuerda al niño que había conocido en su camino a Baste. Entonces, ella vuelve a quedar inmersa en la ilusión de Ruin y se enfrenta nuevamente con Meliodas. El niño se asusta y dice que tiene miedo de morir, pero en un intento por consolarlo Elizabeth le dice que arriesgará su vida si es necesario para protegerlos. En ese momento aparece Friesia burlándose de las palabras de la princesa preguntándole si puede sostener sus palabras, y después usa su técnica Storm Rondo, con lo cual crea una tormenta de insectos alrededor del niño. Elizabeth, decidida, entra en el enjambre de bichos afirmando que protegerá a las personas incluso si tiene que morir en el intento. Los insectos la hieren, le provocan cortes y desgarran su ropa pero aun así ella consigue llegar hasta donde se encontraba el niño en medio de la tormenta, entonces Friesia deshace la tormenta y el niño le reconoce lo admirable que fue su intención de poner en riesgo su vida para salvar a un pequeño, pero luego le dice que la realidad es dura. Entonces se descubre que el niño era realmente Ruin, quien también estaba detrás de las ilusiones.
Meliodas detiene a Ruin

Meliodas detiene el golpe de Ruin

En medio de la desesperación Elizabeth intenta golpearlo diciéndole que regrese a la normalidad a sus amigos, pero el Caballero, lejos de tener compasión por ella, la toma del cabello y le da un feroz rodillazo en el estómago. Hawk intenta detener al caballero, pero también es golpeado fuertemente con el bastón que portaba Ruin. Elizabeth se pone de pie con dificultad y vuelve a pedirle a Ruin que regrese a la normalidad a sus amigos, pero éste la golpea con su bastón en la cabeza. Friesia le dice a su compañero que no sería muy bueno matar a la princesa, pero Ruin le responde que sólo le gusta verla retorciéndose de dolor. Ruin le dice a Elizabeth que va a contarle algo en honor a su valentía, el caballero le dice que lo que hipnotizó a sus amigos fue la campana en su bastón. Pero entonces, Ruin se da cuenta que la campana ya no estaba en su lugar. Elizabeth escupe la campana con una sonrisa de satisfacción, lo que provoca la cólera de Ruin quien se lanza contra la princesa intentado golpearla. Es entonces cuando Meliodas aparece para detener el golpe del Caballero Sagrado.

Ruin se da cuenta que el hechizo se ha roto, y se libera de Meliodas. Meliodas camina hasta donde se encuentra Elizabeth inconsciente mientras Hawk le dice que ella arriesgó su vida por él y Diane. Meliodas toma del rostro a Elizabeth y le dice que ha aceptado su determinación, en ese momento, Ruin da el primer golpe atacando por la espalda a Meliodas con su bastón. El Caballero Sagrado dice que los Siete Pecados han perdido el toque y vuelve a atacar al capitán del grupo de pecadores golpeándolo contra el suelo y destruyendo gran parte del terreno en el proceso. Ruin levanta a Meliodas tomándolo del rostro y se burla al decir que es ridículo que el reino haya sido aterrorizado por un niño como él. Sorpresivamente, Meliodas le da un poderoso puñetazo al miembro de Weird Fangs, mandándolo a volar cerca de Baste Dungeon, y cuando éste consigue recuperarse del golpe, el Pecado de la Ira del Dragón vuelve a aparecer frente a él y lo golpea mandándolo esta vez contra Baste Dungeon.

Los guardias de Baste son ahuyentados por la presencia de Meliodas, quien se aproxima lentamente a Ruin. El caballero dice que sería aburrido si la pelea no fuera así y explica que los Caballeros Sagrados son llamados de esa forma ya que tienen cuerpos imbuidos con magia que va más allá del conocimiento del hombre, debido a esto, el caballero le recomienda al joven desenfundar su espada ya que sus puños no podrán hacerle nada a su armadura. Pero Meliodas lo ignora, entonces Ruin recurre a bombardearlo con abrumadores golpes que crean un gran cráter en la tierra donde Meliodas estaba parado y hacen temblar todo Baste Dungeon. Ruin se lamenta creyendo que aplastó por completo a su oponente, pero en medio del polvo que se había levantado por la lluvia de golpes del caballero, Meliodas le propina un potente golpe en el abdomen del Caballero Sagrado, con tal fuerza, que fue capaz de hacer añicos su armadura en el área del golpe.
Meliodas derrota a Ruin

Meliodas vence a Ruin

Ruin cae de rodillas maravillado por el poder de Meliodas, pero luego se levanta estrepitosamente asegurando que solo fingía, ya que su armadura sólo era una piel superficial y su verdadera protección es su piel más dura que el acero la cual no podrá dañar. Ruin se jacta de su poder y pregunta a Meliodas qué piensa hacer ante esa situación. Pero, repentinamente y sin previo aviso Meliodas le da un segundo golpe al caballero, mucho más poderoso que el anterior, que atraviesa su piel de acero y daña profunda e irremediablemente a Ruin mientras lo manda a volar una vez más contra Baste Dungeon. Meliodas le dice que hacerle daño a alguien tan importante como él, es su pecado.


Ban asesina a Jude

Jude es asesinado por Ban

En Baste Dungeon, Jude empala a Ban con una estaca a la pared de uno de los calabozos, repitiéndole que ya no es útil para los Weird Fangs. Tranquilamente Ban le comenta que cinco años atrás se dejó capturar por los Weird Fangs para sentir dolor, ya que lo único que lo haría sentir realmente vivo era el dolor, pero luego afirma estar cansado de sus absurdas torturas. Entonces el Pecado de la Codicia se quita la estaca del pecho y se la clava a Jude en el pecho, mientras le dice que ya no quiere estar en un lugar tan aburrido sabiendo que su capitán está vivo afuera. Jude le pregunta al criminal si él y los Siete Pecados tienen pensado intentar derrocar el reino una vez más, y Ban sólo le dice que tal vez haga algo así. Jude antes de morir dice que ésta vez está seguro que cada uno de los Caballeros Sagrados le declarará la guerra a los Siete Pecados Capitales, a lo que Ban sólo responde diciendo que eso suena excitante.

Baste Dungeon Sellada

El Sello Eterno es activado

Diane, luego de derrotar a Friesia, se disculpa con Elizabeth por no ser lo suficientemente fuerte y se apresura para llevarla a Dalmary. Pero la princesa le pide que la lleve con ellos para encontrarse con Ban, por lo que la gigante la coloca dentro de su bolsa para que pueda descansar. Seguidamente, Hawk con ayuda de Diane consiguen averiguar la ubicación de Ban y Sennett interrogando al pastor de Dalmary quien estaba a punto de huir. Diane se reúne con Meliodas y le indica el camino que deben seguir, él pregunta por Elizabeth y Diane le dice que está descansando en su bolsa. Meliodas le agradece y luego entran a Baste Dungeon, que al parecer se encontraba vacío. Entonces desde afuera del calabozo, Golgius habla con Jericho sobre la buena actuación de los Siete Pecados Capitales contra los Weird Fangs, y al confirmar su ingreso a Baste Dungeon, Golgius utiliza el hechizo de "Sello Eterno" para atrapar a los criminales por la eternidad. El Caballero comenta que ese es su último recurso en caso de no poder derrotar a los Siete Pecados Capitales y además dice que ese sello sería capaz de detener incluso a diez dragones malvados.

Ban y Meliodas se reencuentran

El reencuentro

Dentro de Baste Dungeon, Meliodas y los demás se encuentran con Sennett huyendo de la batalla entre Jude y Ban. Ella afirma ser la hija del doctor Dana por lo que es fácilmente reconocida por Meliodas, Diane y Hawk. En ese momento Ban aparece frente a ellos y tiene un duro cruce de miradas con Meliodas, acompañado de un frío silencio. Hawk dice que tiene un mal presentimiento y Diane lo afirma diciendo que deben esconderse detrás de ella. De repente, ambos criminales gritan eufóricamente muy alegres por reencontrarse, luego chocan sus manos como si jugaran como niños. Hawk comenta sobre lo bien que parecen llevarse ambos, cosa que Diane afirma algo aburrida. Ban golpea alegremente a Meliodas haciendo que atraviese varias paredes de Baste Dungeon en su vuelo, de la misma manera su capitán le responde al darle un cabezazo que lo hace atravesar varios muros.
Baste Dungeon destuido

Baste Dungeon es destruido

Inmediatamente ambos inician una prueba de fuerza, al recostarse en el suelo para disputar una pulseada, pero cuando ellos comienza a hacer fuerza, todo su alrededor comienza a destruirse y Baste Dungeon comienza a derrumbarse. Diane afirma que ellos siempre fueron así, mientras Ban le recuerda a su capitán que tienen un historial de 720 encuentros con 361 victorias a su favor, pero Meliodas le dice que fue él quien ganó las 361 veces. Finalmente, mientras Jericho y Golgius están a punto de partir para informar al reino la situación de los Siete Pecados, Baste Dungeon colapsa y se derrumba por completo sorprendiendo a todos los caballeros de alrededor.


Los ciudadanos de Dalmary observan asombrados el colapso de Baste Dungeon, mientras las personas que fueron encarcelados por oponerse a los Caballeros Sagrados son liberados. Sennett, quien fue liberada por Meliodas, Ban, Diane, Hawk y Elizabeth también vuelven a la ciudad. Fuera de la casa de Dana, Diane y Meliodas le preguntan Elizabeth cómo se siente, pero ella en lugar de responder pregunta por Ban, Sennett lo que Hawk le dice que debe preocuparse de sí misma en primer lugar. Meliodas le informa que Sennett ya sabe todo lo relacionado con la muerte de su padre, la princesa algo aliviada le pide a Meliodas que vaya con ella, mientras tanto Ban se aleja por su cuenta diciendo que va al baño.
Dana se reune con Cenette

Dana se reencuentra con su hija

Al llegar a la casa del doctor, Meliodas se da cuenta que Dana está misteriosamente vivo, para su sorpresa. El médico revela que él no sabe ni tiene idea de cómo es que sigue con vida, mientras su joven ayudante explica que la gente de la ciudad lo encontró y lo llevó allí, y que ella pensó que estaba definitivamente muerto al ser apuñalado en el pecho. Sin embargo, el médico muestra la profunda herida de su pecho, que se encuentra completamente curada y sólo queda una enorme cicatriz. Dana señala que lo que le sucedió fue algo similar a la repentina sanación de las heridas de espada que tenía Meliodas y a su inmunidad con el veneno que él creó.

Sennett luego interrumpe preguntándole a su padre la razón por la que estuvo a punto de morir y la razón por la que ella fue encarcelada. Dana le dice que fue amenazado por los Caballeros Sagrados y la usaron como rehén, obligándolo a envenenar a Meliodas. Sennett le dice a su padre que deje de culparse, ya que los culpables de todo sólo son los Siete Pecados Capitales. Dana, sin embargo, argumenta a favor de los criminales, explicándole a su hija que a pesar que él había intentado matar a Meliodas, el joven nunca lo había culpado y por el contrario, fue en su rescate. Luego de sus agradecimientos, Dana le pregunta a Meliodas cuándo van a marcharse, a lo que él responde que lo harán pronto para no causar más problemas. El doctor insiste en ofrecerles comida como una muestra de su gratitud.

Ban se presenta

Ban se presenta formalmente con Elizabeth

Por la noche, durante la fiesta, Ban se presentó formalmente a Elizabeth, quien seguía postrada en cama por sus heridas. Ban también se sorprende al descubrir que Hawk tiene la capacidad de hablar, diciendo que no tiene ningún objeto que un puerco pueda hablar y además dice que él pensaba que el cerdo era sólo comida para Diane. El festejo continúa, mientras Elizabeth dice que quiere que ese momento pudiera durar para siempre, diciendo que los acontecimientos en Baste Dungeon le demostraron aún más sobre las habilidades atemorizantes de los Caballeros Sagrados, y el hecho de que sólo los Siete Pecados Capitales podrían hacerle frente. Diane le dice que a pesar de que a ella no le interesan los humanos ni sus reinos, no le importaría luchar por ella, ya que demostró una gran determinación y valentía ese día, y que a pesar que ella afirme no tener poderes, la gigante afirma que el poder de la princesa es el de mover su corazón y el de Meliodas. También le pregunta si a partir de ahora podría dirigirse a ella simplemente como "Elizabeth", en lugar de "princesa", y asimismo le dice a Elizabeth que se dirija a ella simplemente como "Diane".

Presagio de Dana

El presagio del comienzo del juicio

Al ver la fiesta del grupo de criminales, Dana cuestiona la razón por la que los Siete Pecados Capitales son etiquetados de criminales, diciendo que eso es una mentira absurda, y también piensa que se siente la presencia de una voluntad inmensamente grande. Justo en ese momento, Sennett le dice a su padre que mire el cielo, el cual estaba cubierto de estrellas fugaces y atrae la atención de todos. Dana dice que esa imagen le recuerda a los versos de un poema antiguo de Britannia, que dice "Cuando los cielos de Britannia están siendo invadidos por las estrellas fugaces, Britannia será visitada por una inmensa amenaza… siendo el presagio del inicio de un antiguo juicio… Una guerra santa entre las Iluminantes Estrellas y la Línea Sangrienta de la Oscuridad".

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar